Saltar al contenido
10 pensamientos que toda madre ha tenido pero que no se atrevería a decir.

10 pensamientos que toda madre ha tenido pero que no se atrevería a decir.

Ser mamá es una tarea complicada. Olas de emociones que vienen y van, responsabilidades sobre la educación y el cuidado de los niños; listas de cosas que nunca se terminan de hacer… Todo esto da lugar a pensamientos del tipo; ¿Lo estaré haciendo lo suficientemente bien? ¿ Debería cambiar mi forma de ser?, ¿Será mi culpa el comportamiento de mi hijo?  Este bucle no es conveniente, y con atención a lo que pensamos, podemos salir de esta trampa. 

Y es que en un momento podemos pasar del “sí quiero más a mis niños, voy a explotar”  al porqué pensé que tener tres hijos sería alguna vez una buena idea. 

Sobrepasada, agotada y en continuo movimiento. Esta es la realidad para la mayoría de las mamás del mundo actual. 

Hoy estamos aquí para deciros que aunque parezca que estás sola, todas las mamás se han sentido así alguna vez. Normalicemos estar hartas; es la única forma de darse un respiro. 


Desde Primarelli, hoy os traemos este artículo en el que ahondamos en 10 pensamientos que toda madre ha tenido alguna vez pero que no se atrevería a decir en voz alta para que de forma individual pero también colectivamente, validemos las experiencias que implican ser madre y abramos una puerta para la expresión de todas las mujeres que nos han dado la vida, porque al igual que ellas nos dan su amor incondicional, es nuestra labor colaborar para hacer de esa carga, una un poco menos pesada.



1.No me gusta ser mamá la mayoría de los días. En dónde me he metido: ¡¡Pulsar vuelta atrás ya!!

Podemos ser muy cabezones, y más cuando somos pequeños. Todas las madres se han sentido así alguna vez. Responsabilidades, días cansados y tareas que parece que nunca terminan. Lavadoras interminables, deberes del colegio, recogidas de quedada con los amigos o chef 365 días al año. ¿Pero… dónde queda el tiempo para mí?


2. Mis hijos a veces pueden ser un fastidio. ¡Qué me desgastas el nombre!

Podemos ser muy cabezones, y más cuando somos pequeños. 


3. “Yo nunca…”

Como en todos los aspectos de la vida, nunca digas nunca; incluso en tu poder de super mamá. Las experiencias son lecciones. Las lecciones, experiencias. Por eso, no digas nunca. Las opiniones, como los humanos, son eternamente cambiantes. Déjate fluir, equivocarse es una buena señal; significa que estás avanzando. 


4. “Vale, en este momento, eres mi hij@ favorita. Prohibido decírselo a tus hermanos.

Quizás no queramos admitirlo pero todas las madres han tenido un hijo favorito, al menos, durante un periodo de tiempo que luego puede ir cambiando. No pasa nada porque un día prefieras pasar un poco más de tiempo con un hijo que con otro, incluso puedes tomártelo como una pequeña broma divertida. 


5. Gracias por tu consejo no solicitado sobre cómo cuidar a mis hijos.

Asumámoslo, ¿A quién no le han dado algún consejo sobre la forma de peinar, vestir o educar a los hijos? Y si, puede llegar a molestar e incluso dañar nuestro ego,  pero lo bueno es que tú tienes el poder de decidir si dejas que te afecte o no: ¿Acepto el consejo como algo que puede ayudarme a mejorar o simplemente decido que me entre por una oreja y me salga por otra? Tú tienes el control. A veces las críticas constructivas nos sirven para mejorar, otras veces no son tan constructivas y las debemos dejar ir.


6.“Mi versión adolescente, ahora mismo me odiaría”

¿Dónde están las personas EMO? ¿Eres una persona que se identificaba con este colectivo y ahora vistes colorido y con el pelo recogido? Tu versión adolescente probablemente no te reconocería.  

Qué esto te sirva para tener paciencia con los hijos adolescentes y sus gustos peculiares que aunque no entiendes, sabes que tu también pasastes por algo así, una fase que te ha construido hacia lo que has sido, hacia lo que eres. La libertad de saber que es seguro expresarse y mostrarse en el mundo tal y como eres. 


7.¡Ohh! Miralo dormir. ¡No puedo creer que esta criatura estuvo dentro de mi barriguita! ¡Qué mayor, cómo pasa el tiempo…! No me importaría tener otro hijo. Se me da bien esto de ser madre.

Ternura eterna e infinita por los hijos, incluso cuando ya son más grandes y altos que las madres, todavía en la mente de las mamás siguen siendo sus bebés. Ese momento de asombro y orgullo de haber hecho posible la existencia de un ser humano. De haber creado vida. Alucinante


8.¿Sería inapropiado poner a mi marido en tiempo muerto un ratito?

Sí, queremos mucho a nuestra pareja. Le tenemos mucho aprecio. Pero… a veces, y sólo a veces, nos frustran y mucho. Cosas que has repetido mil veces, parece que es la primera vez que las escuchan. ¡Qué no puedo hacerlo yo todo sóla! -Piensas mientras te manejas para intentar terminar los quehaceres. Ser padre no es una oferta de ayuda a la maternidad; ser padre requiere una colaboración en responsabilidades. En última instancia, una cooperación necesaria parental para el desarrollo de los hijos de forma equitativa.


9. Mis orejas van a sangrar. ¡Os voy a dejar aquí mismo en medio de la carretera, como no paréis de gritar!

Pensamientos de abandonar a los hijos en medio del supermercado o de la carretera y volver a recogerlos en un rato cuando paren de hacer tanto alboroto y aprendan a comportarse. El sueño de muchas madres que la precaución hace que nunca se haga realidad.

 


10. El año que viene, menos actividades extraescolares. ¡Necesito tiempo para mí!
 

Y por último… ¿Qué madre no se ha visto frustrada por la cantidad de horarios y actividades de los niños, que no le dejan tiempo para el disfrute personal e incluso le hace replantearse su papel existencial en la familia, no ya como madre sino como chofer? S.O.S…¡Qué alguien me saque del coche!


Muchas gracias por leernos. Con este post, queremos animar a todas las mamás a escucharos más. Tenemos la opción de elegir. ¿No te gusta lo que piensas? ¡Cambialo! Tenemos el poder para saber qué pensamos, y ajustar aquellas afirmaciones con las que no estamos conformes para vivir una vida más plena. Tienes el control.

 

Desde Primarelli, seguimos con nuestra campaña del día Especial de la Madre para que este domingo todas las mamis tengan la alegría de celebrar su día junto a la familia. Si todavía no le habéis comprado ese detalle para el día de la madre que con toda ilusión seguro espera, no te preocupes; todavía estás a tiempo. Tenemos los regalos para ella más cool para hacer de este 1 de mayo un día inolvidable. Disponible en tienda física y online. ¡Envío Express 24 horas en toda la España Peninsular

 

Porque si, la vida no viene con manual, pero viene con una madre incluida. Y no hay mayor regalo. Os queremos, por darnos la vida y mucho más. Gracias por mostrarnos el poder del amor de una madre, eternamente agradecidos hoy y siempre. 


¡GRACIAS MAMÁ!

 

Visita nuestro Instagram y síguenos para mantenerte informad@ sobre las ofertas más exclusivas de nuestra web

¡VEN A CONOCERNOS!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

0
    0
    Tu carrito
    Tu carrito está vacíoVolver a la tienda